Instrucciones Para Mirarse al Espejo Bronx NY

Martes, 14 Octubre   

¿Qué es lo que uno va encontrar al enfrentarse a un espejo? Parece una pregunta de respuesta obvia… pero no lo es tan así…

Sí, en realidad, uno “pretende” encontrarse a sí mismo, obtener lo que habitualmente se llama “el reflejo de uno”, “nuestra propia imagen” y una sarta de frases armadas sobre el ideal reflejado. Uno, erróneamente, cree que con sólo asomarse a ese cristal plateado será suficiente para que nos veamos tal cual somos… Pero nada es tan fácil, ni depende de nosotros… ¿A caso quien torturaba a la madrastra de Cenicienta?… (¿Quién era ese espejo para decidir sobre los parámetros de la belleza?)

Es decir, no depende ni del tamaño, ni de la distancia que exista entre uno y el espejo… porque dependemos del capricho y del humor con el que haya amanecido ese diabólico artefacto que nos da “nuestro” reflejo… ¡Hay que armarse de valor para encontrarse cara a cara con alguno de ellos! Sin olvidar que hay que estar dispuestos a regatear las críticas. Suelen ser muy crueles y disfrutan siéndolo. Por ejemplo, si se tiene un pequeño granito en la cara, lo harán notar como la peor mutación del acné.

Para poder enfrentar al mundo, al real, el tridimensional, primero tiene que haber podido ganarle al espejo. Si quiere salir victorioso de esta empresa, preste atención a los siguientes consejos:

Cuando se levanta a la mañana y se dirija al baño, lo primero que debe hacer es lavarse el rostro, o sen su defecto, abra sus ojos y ciérrelos repetidamente, exagerando los gestos. Esto es para borrar cualquier indicio de que aún está dormido (y desprevenido) no es una tontera sinsentido. Piense que recién ahí va a poder encender la luz para reconocerse en la imagen que quiere asemejarse a usted.


Tags: ,